Cómo liberarse del pecado

En Romanos 6:18, el apóstol Pablo escribe: "Y así, liberados del pecado, te has convertido en siervos de la justicia" (CEI). El concepto de estar libre de pecado puede crear confusión ya que todos los seres humanos son imperfectos e inevitablemente cometen pecados. Librarse del pecado no significa no pecar más, sino que significa que el alma puede liberarse del encarcelamiento en el que el pecado lo mantiene encerrado.

Parte 1

Comprender la naturaleza del pecado y la gracia
Ser libre de pecado Paso 1
1
Definir qué es el pecado En un sentido más amplio, el "pecado" se refiere a todo lo que no está a la altura de la santidad de Dios. La forma más fácil de identificarlo es observar las acciones, pero los pecados también pueden incluir pensamientos y actitudes.
  • Algunas acciones se consideran pecaminosas, pero incluso el deseo de hacerlo es pecaminoso. Por ejemplo, es una pena querer traicionar lo que realmente hace un adulterio.
  • Tentación no es una pena, sin embargo. Si vives una situación comprometedora con alguien que te resulta físicamente atractivo, puedes sentirte tentado a satisfacer los sentidos que se sienten atraídos por esa atracción. En realidad, cometería un pecado si se beneficiaba de esa atracción cometiendo adulterio o imaginando que lo estaba haciendo, incluso sin hacerlo. Ser simplemente tentado no es lo mismo que pecar.
  • Ser libre de pecado Paso 2
    2
    Acepta la naturaleza pecaminosa del hombre. Aunque el hombre fue creado a imagen de Dios, la caída de Adán y Eva, los primeros seres humanos, representa la caída de toda la humanidad. Como resultado, los hombres tienen una naturaleza pecaminosa.
  • En otras palabras, no necesitas enseñarte a pecar. El pecado ya está firmemente arraigado en el alma humana desde el momento en que vienes al mundo.
  • Ser libre de pecado Paso 3
    3
    Comprende el significado del sacrificio de Cristo. Cuando Jesús murió en la cruz, trajo consigo los pecados de la humanidad. El sacrificio de Cristo anuló la deuda del pecado original.
  • En los períodos descritos en el Antiguo Testamento, el sacrificio de los animales se usó como un medio para arrepentirse de los pecados de la carne. Sin embargo, este tipo de sacrificio era imperfecto, de hecho, la mancha del pecado original siempre persistió. Como Hijo de Dios e Hijo del Hombre, Jesús se convirtió en el "sacrificio perfecto", capaz de liberar al alma humana de las cadenas y el castigo del pecado original.
  • Imagen titulada Be Free from Sin Step 4
    4
    Sepa lo que significa ser "libre de pecado". Aceptar a Cristo y ser liberado del pecado no significa que ya no realizarás malas acciones. El sacrificio de Cristo ha liberado a tu espíritu de los grilletes del pecado. Tu carne, incluidos tu cuerpo, tu mente y tu corazón, todavía tendrá que ver con los pecados diarios.
  • Tu alma puede estar libre de pecado, incluso si tu cuerpo todavía peca. Sin embargo, liberar al alma del pecado significa buscar la libertad del pecado incluso en el nivel físico, aunque esa libertad nunca se puede alcanzar definitivamente.
  • Parte 2

    Orientando su propia naturaleza pecaminosa
    Ser libre de pecado Paso 5
    1
    Vuélvete a Cristo. Como se mencionó anteriormente, Jesús salvó al alma de las repercusiones del pecado, sacrificándose en la cruz. Sin embargo, es necesario aceptar conscientemente la oferta de salvación antes de que el alma sea verdaderamente libre.
    • Si aún no lo ha hecho, pídale a Cristo que entre en su vida y perdone sus pecados. Te liberará.
    • Este es el primer paso fundamental. Si no confías en Cristo para liberarte del pecado original, seguirás siendo prisionero del pecado en todas sus formas.
  • Ser libre de pecado Paso 6
    2
    Ama a Dios más de lo que amas el pecado. Es solo una formalidad hacer lo correcto para satisfacer el sentido del deber, y no es lo que Dios quiere. Dios quiere tu amor Si llega a amar a Dios más de lo que ama los pecados y los placeres de los pasajeros que lo conducen al pecado, comenzará a alejarse automáticamente de su naturaleza pecaminosa.
  • Enfóquese en las buenas obras, las obras del Espíritu, antes de preocuparse por evitar las malas obras de la carne. Cuando eres secuestrado por lo que es bueno, es menos probable que te sientas atraído por lo que es dañino.
  • Cuando te enfrentas a un pecado o una tentación en particular, vence al mal con algo bueno. Por ejemplo, haz algo bueno por alguien que amas en lugar de decirte a ti mismo que dejes de incubar a otra persona. Siguiendo el impulso que lo lleva a hacer algo bueno, puede distraerse del mal impulso de cometer errores.
  • Ser libre de pecado Paso 7
    3
    Reconoce la gravedad de tus pecados. El hábito del pecado acecha tanto en la vida de todos que se vuelve irreconocible. Puedes decirte a ti mismo que un pecado en particular no es más que uno "mal hábito" y, como tal, no es tan serio. Puedes liberarte de este error y de una forma de vida pecaminosa solo cuando hayas reconocido la gravedad de tus pecados.
  • Cada pecado es malo y no está a la altura de la santidad de Dios. Este discurso se refiere a las mentiras más pequeñas y los crímenes más horripilantes.
  • Por lo general, los grupos de apoyo a la adicción les piden a sus miembros que comiencen a admitir su adicción, porque nadie puede resolver un problema hasta que admitan que lo tienen. De la misma manera, puedes alejarte del pecado al admitir los errores que has cometido.
  • Imagen titulada Be Free from Sin Step 8
    4
    Promesa de resistir al pecado Prométele a Dios que evite el pecado con todas sus fuerzas y busque el bien. Inevitablemente caerá a veces, pero elintención mantenerse en el camino correcto debe ser sólido y verdadero.
  • Si no puede respetar esta votación, tal vez deba realizar un examen de conciencia. Si el deseo de resistir al pecado no es del todo sincero y la falta de sinceridad te hace dudar, ora a Dios, pidiéndole que oriente correctamente tu corazón y tu mente, para que puedas abandonar tu estilo de vida pecaminoso y preparar tu vida. para aceptar el Espíritu
  • Imagen titulada Be Free from Sin Step 9
    5
    Incruste la Palabra de Dios en su mente. Uno de los mayores poderes que tiene para luchar contra el pecado en su vida es la palabra de Dios. Estudia regularmente las Sagradas Escrituras. Tu objetivo debe ser lograr una comprensión pura en lugar de simplemente memorizar.
  • El conocimiento profundo de la Palabra de Dios puede ayudarte a identificar el pecado más fácilmente y prepararte para las tentaciones y trampas que te pueden llevar a cometer errores.
  • Además, el estudio regular de la Biblia también puede fortalecer tu fe y hacerte más consciente de las promesas de Dios. Cuando la comprensión del amor de Dios se fortalece, el deseo de amar las cosas que Dios ama y será más será también más fuerte. fácil de resistir al mal
  • Imagen titulada Be Free from Sin Step 10
    6
    Reza con sinceridad y devoción. Pídale a Dios que guíe sus pasos y lo ayude a evitar el pecado. Ore siempre de esta manera, independientemente de sus batallas contra la tentación.
  • La oración es una herramienta útil para vencer el pecado, incluso si no está destinado exclusivamente a darte fuerza contra la tentación. A través de la oración, puedes comunicarte con Dios y cultivar tu relación con Él. Cuando tu amor por Dios se vuelve más profundo, el interés en el pecado desaparecerá más claramente.
  • Parte 3

    Enfrentar los pecados diarios
    Imagen titulada Be Free from Sin Step 11
    1
    Tenga cuidado de cómo se mueve el pecado en su vida. Cada uno tiene sus debilidades, diferentes de las de otra persona. Identifica que estás buscando las señales dejadas por el pecado en lo que haces y piensas.
    • Los pecados frecuentes a menudo son los más difíciles de identificar, incluso si son aquellos con los que está más familiarizado. Dicho esto, puedes reconocerlos buscando pensamientos y acciones que representen un obstáculo entre tú y Dios.
  • Imagen titulada Be Free from Sin Step 12
    2
    Escape de la tentación. No pruebes tu fe aventurando tu alma. Cuando una tentación te confronte, evítala en lugar de enfrentarla.
  • En definitiva, tu objetivo es evitar el pecado, por lo que cualquier medida que puedas tomar para lograrlo servirá. Con este fin, es más prudente evitar esta tentación cuando pueda, ya que lidiar con ella solo aumenta el riesgo de ceder ante usted.
  • Por ejemplo, si se prepara para un examen importante, accidentalmente encuentra una hoja en la que se marcan las respuestas del docente, es muy probable que la use cuando la lleve consigo durante el examen. Al arrojarlo o devolverlo al profesor, eliminará la tentación de hacer trampa.
  • Imagen titulada Be Free from Sin Step 13
    3
    Camina solo y camina con otros. El compromiso de vivir una vida libre de pecado debe ser personal. Puede ser útil unirse a personas que lo ayudan a respetarlo, pero también debe estar preparado para caminar independientemente de los demás.
  • Si sigue la misa, puede meterse en problemas, incluso si parece llena de personas religiosas o bien intencionadas. Todos son imperfectos Es necesario saber cómo ver y seguir el camino que Dios ha puesto delante de usted, independientemente del hecho de que alguien más lo esté siguiendo.
  • Por otro lado, es bueno pasar tiempo con quienes alimentan sus propias creencias, porque podría ayudarlo a ser responsable. Además, puede aprovechar estas interacciones para mejorar su comprensión de Dios a través de discusiones y actos de amor.
  • Imagen titulada Be Free from Sin Step 14
    4
    Arrepentirse inmediatamente Cuando cometes un pecado, arrepiéntete de inmediato y sinceramente. No se demore y no pierda el tiempo tratando de justificar sus acciones.
  • Incluso si su alma ya ha sido liberada de los grilletes del pecado original, puede liberar su espíritu y su conciencia de los pecados diciéndoles a Dios y pidiendo perdón. Cuando te arrepientas, también deberías pedirle la fortaleza para no repetir el mismo pecado en el futuro.
  • Imagen titulada Be Free from Sin Step 15
    5
    Negarse a darse por vencido. Sin importar cuántas veces te caigas, necesitas recuperarte y seguir intentándolo. La lucha contra el pecado presente en la vida es un problema que no tendrás que enfrentar "solo una vez", pero toda la vida.
  • La buena noticia es que es una pelea que no tienes que pelear solo. Dios ha liberado al alma del pecado y no te abandonará cuando intentes resistir el pecado de la carne. La victoria final pertenece a Dios y, mientras te aferres a Él, puedes beneficiarte de esa victoria.
  • Recuerde la recompensa que le espera si medita regularmente en la salvación prometida por Dios. El pecado puede aparecer como una fuente de satisfacción inmediata, por lo que al pensar solo en el presente, difícilmente podrá resistir el pecado. Mueva su atención a la fuente más alta de satisfacción que le espera en el futuro.
  • Mostrar más ... (2)
    Compartir en redes sociales:

    Relacionada
    Cómo aceptar a Jesús en tu vidaCómo aceptar a Jesús en tu vida
    Cómo actuar como cristiano en cualquier circunstanciaCómo actuar como cristiano en cualquier circunstancia
    Cómo ir al cielo (para los cristianos)Cómo ir al cielo (para los cristianos)
    Cómo buscar la presencia de Jesucristo en tu vidaCómo buscar la presencia de Jesucristo en tu vida
    Cómo pedir perdón a DiosCómo pedir perdón a Dios
    Cómo pedir perdón a AllahCómo pedir perdón a Allah
    Cómo luchar en la lucha espiritualCómo luchar en la lucha espiritual
    Cómo confesarCómo confesar
    Cómo confesar correctamente (para los cristianos)Cómo confesar correctamente (para los cristianos)
    Cómo calcular la longitud de la hipotenusa de un triánguloCómo calcular la longitud de la hipotenusa de un triángulo
    » » Cómo liberarse del pecado